miércoles, 12 de abril de 2017

Cherrys en conserva



Qué ricor estos tomatitos!!!! Y más aún si vienen de nuestros huertos, totalmente orgánicos.
Creo que una vez en este blog les comenté que en casa tenemos una muy pequeña huerta pero que nos brinda verdura fresquita y deliciosa. Además en el patio contamos con algunos árboles frutales: duraznero, limonero, naranjo lima, mandarino, ciruelo, un algarrobo negro cuyos frutos uso para hacer café y una diminuta parra que va creciendo.




Junto a  mi marido y mi hija disfrutamos mucho de nuestro rincón verde, de sus cuidados, de su colorido y frescura. No soy muy entendida en plantas pero la tarea del huerto me fascina y también voy aprendiendo de a poco. 




Si bien el huerto es muy pequeño, o sea el espacio en suelo, también tenemos un cantero con aromáticas y macetitas por doquier con algunas verduras.
 Los tomatitos cherrys que usé para esta conserva muy fácil, los sembré en maceta. Si bien fue muy poca la cosecha (lo que se ve en la foto), es muy gratificante saber que llegaron a nuestras mesas desde una pequeña semillita que vimos germinar y crecer.




En el siguiente link de mi otro blog pueden ver cómo armé esta macetita de cherrys y otras imágenes de nuestra huerta:




1° Conserva:

Antes que nada lavamos muy bien los tomates. Luego los colocamos en un recipiente hermético o en un frasco de vidrio esterilizado. Les sumamos una cucharada de orégano seco, una de provenzal seco y una ramitas de tomillos fresco ( de la huerta). Completamos el frasco con aceite de girasol. 




2° Conserva

Colocamos los cherrys en el frasco, intercalando con dientes de ajo cortados a la mitad, hojas de albahaca fresca (también de la huerta), y ramitas de tomillo fresco. Completamos con aceite de oliva.




Antes de consumir los tomates es recomendable dejarlos reposar 24 hs en la heladera. 
Son ideales para acompañar carnes, para glasear, para sumar a una ensalada o a la pizza. O bien como preferimos comerlos nosotros en una rica picada con pickles, aceituna, dados de queso y fiambre.




Tenemos mil formas de prepararlos así y de sumarlas los sabores que más nos gustan. Otra opción que no falla en casa es: cherrys, cubos de queso, aceitunas rellenas, dientes de ajo y provenzal con aceite de oliva. Riquísimos!!!






1 comentario:

  1. ¡Qué conserva más buena! me encantan los cherrys y me imagino que el sabor siendo cultivados por tí será mucho más rico, además de lo gratificante que es ver cómo crecen...
    Un abrazo y felices Pascuas!

    ResponderEliminar