sábado, 29 de abril de 2017

Rosca azucarada de la Abu Laura



Siempre hay una receta que traemos de nuestra infancia y que no podemos dejar de hacerla. En mi caso se trata de esta rosca o bizcocho azucarado que mi abuela Laura solía preparar muy a menudo para nuestras meriendas.




Tantas veces la vi a mi nona prepararla que nunca fue necesario apuntarla. Desde que la hice la primera vez, aún niña, no puedo dejar de hacerla y de llevarla por mil versiones: la original, marmolada, con frutos secos, con manzanas, con dulce de membrillo, de batata...




Es una de esas recetas muy fáciles de preparar, sin tantos pasos pero que el resultado es una esponja suave al paladar, con el dulzor justo y con una pequeña capa azucarada en su superficie totalmente irresistible. 




La receta de mi Abu:

*500 gr. de harina leudante
*300 gr de azúcar
*500 cc de leche
*100 cc de aceite
*2 huevos
*ralladura de un limón
*esencia de vainilla
*dulce de batata o de membrillo (opcional)
*frutos secos (opcional)
*una nuez de manteca o rocío vegetal




Preparación:

-Tamizamos la harina y la disponemos en un bols juntos a 250 gr de azúcar. Reservar el resto.
-Hacemos un hueco en el centro y colocamos los 2 huevos.
-Incorporamos la ralladura del limón y la esencia sobre los huevos.
-Disponemos de la leche a temperatura ambiente y la vertemos en nuestros ingredientes secos lentamente mientras mezclamos con espátula.
-Cuando la preparación logró una consistencia homogénea, sumamos el aceite y con paciencia unimos a nuestra preparación (Pareciera que no se van a unir, pero termina pasando)
-Enmantecamos y enharinamos un savarín (en mi caso) de aprox. 30 cm de diámetro.
-Vertemos nuestra mezcla. Si vamos a compañarla de frutos secos, antes de colocar la preparación en el molde sumarlos a la misma. Si preferimos barras de dulce, cortamos el dulce elegido en pequeños listones, colocamos una parte de la preparación, las barritas de dulce y cubrimos con el resto de la mezcla.
-Antes de llevar a horno espolvoreamos la superficie con el azúcar restante. Si los 50 gr no llegaran a cubrir toda la rosca no duden en sumar unas cucharadas más.
-Horneamos a temperatura media unos 45' o hasta que al introducir un palito salga seco y la superficie azucarada haya dorado.




Otras opciones:

Para la superficie azucarada pueden optar por azúcar negra (tomará más color), azúcar avainillada o con canela, más aún si en el centro hemos incluido trocitos de manzana. O bien hacer un arenado con 25 gr de harina, 50gr de manteca, 50 gr de azúcar y algunos frutos secos. En una ocasión, procese praliné de maní y lo sumé en la parte de arriba en lugar del azúcar sola y quedó muy bueno.




En vez de ralladura de limón pueden optar por otro cítrico: naranja, mandarina, lima.
También si la hacen marmolada pueden sumar trocitos de chocolate (negro mejor, y en trozos no muy pequeños porque la cocción de la rosca es larga. Para que no se pierdan).




¿Cómo la harían ustedes?
¿Probarán esta receta?
¿Cuál es esa receta que aprendieron en su infancia y que aún siguen haciendo?




Qué tengan un dulce fin de semana!!!
Mañana los espero para compartir la segunda propuesta de nuestro reto: "Dulce que te quiero dulce": Brownies




No hay comentarios.:

Publicar un comentario